Javier Gesser abre un espacio en el que la aceptación de todo, desde el amor de uno mismo, abre la conciliación de las partes (cuerpo, mente y alma) que hace surgir la fuerza impulsora de nuestra transformación hacia nuestra felicidad y disfrute de la misma.

 

En el momento que se logra deshacer las instructoras mentales, que nos impulsan a la lucha y la resistencia en diferentes ámbitos de vida, en ese mismo momento la vida que hemos llevado comienza su transformación. Estas líneas te proponen prácticas concretas que puedes realizar en tu vida cotidiana, como llevar la atención al cuerpo, que, siendo acompasado con la respiración y los sentidos, abre los espacios de entendimiento tan necesarios en la gestión de tu momento presente, en la consecución de cada uno de tus sueños. Haciéndote descubrir que esta vida en la que vives, es y ha sido soñada y tu eres parte de ese sueño.

Sobre el autor

JAVIER GESSER
EXPERTO DESARROLLO PERSONAL


                                              

Durante más de 15 años he trabajado como gerente en una empresa de servicios para Cine y Televisión, llevando una vida de autoexigencia y estrés. Llegó un momento en que el trabajo que realizaba, pese a estar rodeado de personas con las que colaboraba estrechamente, me hacían sentir vacío, solo, con una falta de sentido de la vida, sin saber mi dirección en la vida, lo cual me hizo cambiar la perspectiva y mis valores. Emprendí un camino de búsqueda y encuentro personal que perdura hasta el día de hoy.

Han sido infinitos los aprendizajes que he ido recogiendo a lo largo de mi vida. Hoy, con total seguridad, apuesto por creer en el potencial humano y en respetar y honrar la esencia de cada hombre y de cada mujer haciéndolos emerger, conocer, crecer, para que cada cual, brille al saber que ocupa el lugar exacto que le ha dado el Universo.

 

Gracias a reconocerme, aprendí que, integrando todo mi ser, todo lo que es y sanando mi cuerpo emocional, se vive de otra manera mucho más plena, más presente, más real.
 

No es casualidad, que en la actualidad mi dedicación sea estar trabajando la presencia para alcanzar la plenitud.
 

Siento mi trabajo como: «Algo hermoso, ya que el ser humano va a alcanzar su libertad plena al quitarse todo el condicionamiento social y cultural al que ha estado atado y sometido.»

LIBRO