TERAPIA PADRES E HIJOS

El humano, por naturaleza, es un ser perfectamente creado; debido a que es capaz de asimilar y dominar conocimientos, conductas y procedimientos, desde lo más simple hasta lo más complejo.

 

Desde esta perceptiva descubrimos que el mayor aprendizaje es llevado a cabo mediante su interacción con el mundo que le rodea (ambiente, familia, sociedad, escuela). Por consiguiente, el paso del tiempo y las experiencias vividas es lo que favorecen el pleno desarrollo.

 

Valiéndonos de todas esas experiencias, llevaremos a cabo una restructuración de hábitos como:

 

En lugar de ver los castigos como tal, observarlos como una:

            responsabilidad adquirida

            Llegar a comprender la propia defensa

            Integración en su entorno

           

Responsabilidad con entendimiento: llegar a entender el “porque” de una responsabilidad.

 

En las relaciones personales y en las emociones es de especial importancia la armonía. Cuando hacemos asesoramiento familiar o terapia con niños y sus familias, nos centramos en recuperarla.

 

Las dudas, y el estrés que se puede generar ante una situación tan novedosa como es la crianza (y educación) de nuestros hijos, hace que a veces nos sintamos perdidos. Desde la terapia Gesser trabajamos para ayudar a recuperar la sabiduría que todos los padres tienen.

Por lo que proponemos la Observación (ser consciente) como técnica, para sacar todo el potencial y belleza interior, así como la libertad de la persona.

 

El niño esta teniendo necesidades, que le obligan a buscar unas nuevas formas de comunicación con su entorno.

 

Buscamos restablecer el equilibrio en las relaciones y emociones que muchas veces se sufren por la aparición en los cambios evolutivos como un nuevo miembro en la familia, por cambios vitales, o otras situaciones difíciles.

 

¿Qué puedes trabajar en la relación padres e hijos?

 

Rabietas: Afrontando situaciones, que facilite que nuestros hijos no sufran.

 

Problemas de conducta: Llegando a entender cual es toda la comunicación.

 

Cualquier cuestión que pueda surgir en el día a día.

 

Separaciones. ¿Cómo afrontamos estas situaciones, para que el no sufra?

 

Iremos buscando el bienestar general con la conexión cuerpo, mente y estado para el bienestar general. Donde llevaremos a cabo con el, diferentes situaciones.

 

Mente: llegando a entender que nos quiere decir en su comunicación y discurso.

 

Cuerpo; lo que nos esta mostrando con su movimiento, expresión corporal, como lo que nos esta haciendo sentir y el siente.

 

Estado: los espacios de comunión con vosotros que a él le hacen liberarse emocionalmente, fluyendo en las emociones y entrar en conexión con el momento que viva.

 

 

Por lo que trabajaremos con él en los diferentes comportamientos, con su madre, así como con los referentes de su padre, con los referentes con el, descubriendo la comunicación” No verbal”, el desarrollo “emocional”, los referentes” parentales”, las estructuras de” comunicación”.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Compartir