CONSTELACIONES FAMILIARES Y ORDEN SISTEMICO

Es una herramienta sencilla y eficaz en problemas personales, familiares, laborales o de salud.

 

Un proceso que da luz a la causa de tu sufrimiento. El momento presente conciliado es integrador y liberador. Metodología creada por Bert Hellinger, de extraordinario trabajo que ofrece a psicoterapeutas, psicólogos y terapeutas para disolver las implicaciones en viejas ilusiones, abriendo la reconciliación con el todo de la persona.

 

Una terapia Familiar Sistémica 

Terapia que trabaja con el sistema familiar o empresarial, es un enfoque que trabaja con los sistemas que están en una relación estrecha para fomentar los cambios necesarios para un equilibrio adecuado en el propio sistema. Estos cambios son vistos en términos de los sistemas de interacción entre cada persona, dentro de la familia o relación.

 

Un trabajo profundo que conecta con la vibración esencial de la persona, desde el alma o el ser, revelando la fuente del amor, como fuente de vida, como exploración en dinámicas de nuestro sistema familiar y como efecto transformador de sanación, como de reconciliación del sistema, a nivel físico, como espiritual.

 

¿A quién beneficia?

 

En cada familia hay hechos que tienen un profundo impacto en sus miembros, lo que altera la armonía. Demostrado que cada niña o niño se encuentran conectados a su familia como a sus estructuras familiares, adoptando diferentes roles dentro de la estructura en la que se encuentran, integrando a todos los ausentes por diferentes circunstancias, que están en conexión energética con la familia y que influyen de una forma u otra a cada uno de los miembros, como la estructura familiar. 

Con este trabajo se logra, una y otra vez, traer a la luz lo oculto y hacer visible la causa de determinados conflictos. La realidad aceptada libera y disuelve los enganches de sueños inconclusos, generado la conciliación. Lo que abre una visión más integradora, generado los espacios de responsabilidad con el momento y con el sistema.

Estructura

 

En un taller de grupo, la persona que hace su Constelación elige representantes de aquellas personas que integran su familia actual o de origen, incluyendo un representante para sí mismo, y los coloca en el espacio. A partir de ahí el coordinador acompaña al cliente al encuentro con su realidad, orientándose en la expresión corporal y emocional de los representantes, que sorprendentemente se expresan y sienten como las personas a las que representan; completando con frases sanadoras o ritos de lenguaje corporal. Integrando además al “niño dolido”. Así se forma una nueva imagen encaminada a soluciones alternativas y al asentimiento consciente al propio destino.

 

Cada asistente en cada taller, se encuentra con el beneficio del grupo. El encuentro del presente que limita con el “Amor Ciego” a expandir la sanción en el “Amor Consciente”

 

“A menos que te reconcilies con tu madre y con tu padre,

nunca te reconciliarás contigo mismo…

Así que una reconciliación con tus padres es un requisito indispensable para tu crecimiento”

 -Osho-

 

 

 

Compartir  

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram